Obesidad Infantil y salud mental


Hace algunos años (2018) se realizó un seminario en un hospital de niños, la temática era la obesidad infantil, entre los especialista para esta ponencia participaron: endocrinóloga pediátrica, nutrición pediátrica y psicología infantil.


En el área de salud mental la psicóloga infantil expuso ciertas causas, entre aquellas: que en la dinámica familiar no son conscientes de dicha condición, la relación temprana con la madre, y el calmar cualquier molestia a través de la alimentación cuando los niños son pequeños, sin poder distinguir lo que realmente produce el malestar o el llanto que pudiera ser tristeza, estrés, ansiedad, culpa, cansancio, ira entre otras. Como no se identifica la verdadera causa del malestar es complejo poder solucionarlo, por tanto se irán sumando nuevos malestares, que por supuesto éstos serán resueltos a través de la comida.

Estos malestares traerán ciertos efectos: imagen corporal, percepciones sociales, actitudes de quien lo padece, baja autoestima, el funcionamiento social y su calidad de vida. Sin embargo el niño está predispuesto por múltiples factores entre aquellos se encuentran:

GENÉTICOS: predisposición a la adiposidad, por su distribución a la grasa corporal, por la genética de la conducta ya sea preferencia por grasas o elección entre comidas; METABÓLICOS: la interacción entre su sistema endócrino y su parte neurofisiológica dando como resultado la regulación de la energía corporal; CONDUCTUALES: “hacer dietas”, falla por la presión fisiológica (Hambre), estrés, ansiedad, síntomas depresivos, consumo de alcohol y los estímulos alimenticios; PSICOLÓGICAS: no hay introyección, alimentación que ejercen los padres, sobreprotección, como


objeto transicional, mal manejo de las emociones, idea de figura corporal, frustraciones, insatisfacción y culpa. Frente al llanto de un niño la solución inmediata de una madre o de un adulto para que ese llanto pare es darle dulces o comida.

Unicef (2012), menciona que uno de cada diez niños menores de cinco años tienen obesidad infantil, aumentando paulatinamente con la edad, sin distinción de estratos sociales suele manifestarse en todos. A su vez, “en la última encuesta Nacional de Salud y Nutrición se constató que uno de cada diez hogares con una madre tiene obesidad” (Unicef, 2012). Además, el último informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) el 35,4% de niños de 5


a 11 años tienen sobrepeso y obesidad.

En ese caso, ¿Qué podemos hacer? Modificar los hábitos tanto de alimentos como de actividad física, un Auto monitoreó de lo que consumen como un registro un diario para tener una regulación, identificación de influencias personales y ambientales, controlar los estímulos tecnológicos (pantallas) y NO realizar dietas rígidas


Bibliografía:


Freire, W. B., Ramírez-Luzuriaga, M. J., Belmont, P., Mendieta, M. J., Silva-Jaramillo, K., & Romero, N. (2014). Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, Tomo 1. Recuperado el 26 de Mayo del 2022.


La Hora Ecuador (2020). La obesidad infantil un panorama preocupante. Recuperado el 26 de Mayo del 2022. Disponible en: https://www.lahora.com.ec/noticias/la-obesidad-infantil-un-panorama-preocupante/


UNICEF Ecuador (2012). Obesidad Infantil: Promovemos hábitos saludables para cada niño, niña y adolescente. Disponible en: https://www.unicef.org/ecuador/obesidad-infantil



1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo