¿Por qué sufro de insomnio?

Actualizado: 4 abr

Elaborado por: Indira Carvajal



El insomnio es una condición del sueño caracterizada por la incapacidad o dificultad para dormir, lo que resulta en fatiga y afecta la vida cotidiana de las personas afectadas. Es un problema generalizado en la población, presentándose con mayor frecuencia en mujeres, ancianos y quienes padecen trastornos psiquiátricos como ansiedad o depresión. Según la Sociedad Española del Sueño, uno de cada cinco españoles sufre ya de insomnio temporal.

Además, los efectos del insomnio en la vida cotidiana y la salud de una persona pueden tener un impacto significativo tanto en su vida personal como profesional. Los siguientes son los síntomas más frecuentes de este trastorno del sueño, todos causados por la falta de sueño suficiente:

  • Concentración reducida.

  • Fatiga y falta de energía física.

  • Cambios conductuales y emocionales, así como irritación.

Por otro lado, algunas de las causas del insomnio son: más probable que una persona se vea afectada por trastornos emocionales, como ansiedad, preocupación, tensión mental, agonía, pavor o pena. Los insomnios como este tienden a convertirse en problemas a largo plazo.

Otros factores que pueden interferir con una buena noche de sueño incluyen condiciones médicas como aquellas que producen incomodidad o sensaciones desagradables como picazón o ardor cuando intenta conciliar el sueño. También se incluyen en esta categoría otros trastornos del sueño, como la ansiedad, la depresión, la esquizofrenia y otras condiciones mentales (síndrome de piernas inquietas, síndrome de apnea del sueño, parasomnias, etc.).

"El insomnio se puede clasificar de muchas maneras"

Existen variables extrínsecas, como los malos hábitos de sueño, el uso y abuso de estupefacientes y fármacos, el trabajo por turnos o los viajes frecuentes, que pueden afectar negativamente al sueño.

Del mismo modo, el insomnio se puede clasificar de muchas maneras:

El insomnio de conciliación es la incapacidad de conciliar el sueño en menos de 30 minutos después de acostarse. Común entre adolescentes y adultos jóvenes, y está relacionado con el consumo de drogas, problemas de salud mental y otros factores estresantes.

El término "insomnio de mantenimiento" se refiere a una condición en la que el sueño se interrumpe con frecuencia y durante más de 30 minutos a la vez. A menudo se ve entre los ancianos, cuando se piensa que es un síntoma de angustia emocional. La última hora de despertar del paciente debe ser al menos 2 horas antes de lo normal.

El insomnio leve ocurre casi a diario; sólo hay una ligera reducción en la calidad de vida. También está el insomnio moderado en el cual ocurre una disminución de la calidad de vida en un grado moderado y se caracteriza por agotamiento e irritación. Por último, existe el insomnio severo: el cual recae en un deterioro significativo de la calidad de vida, afectando el ámbito afectivo, familiar y laboral.



La mayoría de los casos de insomnio comienzan abruptamente, a menudo en respuesta a condiciones estresantes, y con frecuencia se vuelven crónicos como resultado de malos patrones de sueño o preocupaciones psicológicas.

De esta manera es importante cuidar nuestra calidad de sueño, ya que es uno de los pilares fundamentales de nuestra salud mental.


Referencias

Elisabeth Hertenstein, Bernd Feige, Tabea Gmeiner, Christian Kienzler, Kai Spiegelhalder, Anna Johann, Markus Jansson-Fröjmark, Laura Palagini, Gerta Rücker, Dieter Riemann, Chiara Baglioni,. (2019). Insomnia as a predictor of mental disorders: A systematic review and meta-analysis. Sleep Medicine Reviews, 43, 96–105. https://doi.org/10.1016/j.smrv.2018.10.006


Kalmbach, D. A., Cuamatzi-Castelan, A. S., Tonnu, C. V., Tran, K. M., Anderson, J. R., Roth, T., & Drake, C. L. (2018). Hyperarousal and sleep reactivity in insomnia: Current insights. Nature and Science of Sleep, 10, 193–201. https://doi.org/10.2147/NSS.S138823


Krystal, A. D., Prather, A. A., & Ashbrook, L. H. (2019). The assessment and management of insomnia: An update. World Psychiatry, 18(3), 337–352. https://doi.org/10.1002/wps.20674


Riemann, Krone, Wulff, & Nissen. (2019). Sleep, insomnia, and depression. Neuropsychopharmacology, 45(1), 74–89. https://doi.org/10.1038/s41386-019-0411-y


12 visualizaciones0 comentarios